Cirugía de Amígdalas y Adenoides

¿Qué son las amígdalas y las adenoides?

Las amígdalas son dos masas de tejido situadas a ambos lados de la garganta (vea la ilustración a la derecha). Están formados principalmente por células únicas que producen anticuerpos para combatir infecciones. Cada amígdala tiene varias depresiones en su superficie que se extienden hasta la amígdala llamadas “criptas”. Cuando tragamos, los músculos de la garganta aprietan las amígdalas y pequeñas cantidades de alimentos, virus y bacterias entran en las amígdalas a través de las criptas, lo que desencadena una respuesta inmunitaria contra virus y bacterias.

Las adenoides, situadas detrás del conducto nasal y sobre el paladar blando, también están formadas por células que producen anticuerpos para combatir las infecciones (Ver imagen).

Las adenoides procesan las partículas extrañas que se depositan cuando respiramos aire por la nariz y la boca. Por lo tanto, las adenoides tienen un mayor riesgo de infección respiratoria.

Las adenoides y las amígdalas constituyen una pequeña porción del sistema inmunológico del cuerpo humano. Por lo tanto, la extirpación de adenoides o amígdalas no afecta el sistema inmunológico general.

¿Qué es la amigdalitis o adenoiditis?


La amigdalitis o adenoiditis es la inflamación de las amígdalas o adenoides generalmente causada por una infección causada por un virus o una bacteria. Los síntomas comunes incluyen dolor de garganta, dificultad para tragar, mal aliento, fiebre, inflamación de los ganglios linfáticos del cuello, pérdida del apetito, cambio de voz y sensación de malestar y cansancio. Durante la infección, las amígdalas están inflamadas y enrojecidas, y el pus blanco o amarillo generalmente proviene de las fosas en la superficie de las amígdalas.
Todos hemos experimentado amigdalitis en algún momento de nuestra vida. Sin embargo, somos más comunes en los niños pequeños, ya que su sistema inmunológico aún no está completamente desarrollado para combatir las bacterias o virus que causan la infección. Algunos pacientes desarrollan infecciones recurrentes o crónicas que causan agrandamiento de las amígdalas o adenoides. Esto podría aumentar el riesgo de mal aliento, abscesos, trastornos respiratorios relacionados con el sueño y, en niños pequeños, problemas recurrentes de oído, deformidades faciales, dientes torcidos o retraso en el crecimiento.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento depende de la gravedad de la afección o los síntomas, la cantidad de episodios de amigdalitis, la respuesta al tratamiento y si hay afecciones subyacentes que podrían poner en riesgo la salud del paciente.
La decisión de recetar antibióticos debe tomarla un profesional médico y debe depender de la probabilidad de una infección bacteriana, ya que los antibióticos no son efectivos contra los virus. El uso de antibióticos debe tomarse últimamente ya que el uso desconsiderado de antibióticos causa resistencia a los antibióticos. Esto significa que las bacterias que causan la infección ya no responden a los antibióticos recetados habitualmente. Las infecciones causadas por bacterias resistentes a los antibióticos son un desafío y, a veces, imposibles de tratar.
La extirpación quirúrgica de las amígdalas o adenoides (amigdalectomía o adenoidectomía) se considera en casos de infección repetida y grave, que no se puede tratar con tratamiento médico. La mayoría de los pacientes ingresan en el hospital durante el tratamiento quirúrgico durante uno o dos días y el tiempo de recuperación es de dos a tres semanas.

La decisión de someterse a cualquier procedimiento quirúrgico debe tomarse después de que el cirujano conozca todo el historial médico del paciente y haya explicado y analizado completamente el procedimiento quirúrgico, las posibles complicaciones y riesgos.

*Esta información no reemplaza el consejo de su médico. Consulte a su proveedor de atención médica para obtener información sobre una afección médica específica.

Referencias

Anmlsingh et al. (2018). Tonsillectomy and Adenoidectomy: Indications, Complications and their Management. Journal of Surgery: Open Access, 4(4). https://doi.org/10.16966/2470-0991.173 

Archer, S., Rosenfeld, R., Mitchell, R., & Baugh, R. (2010). Clinical Practice Guideline: Tonsillectomy in Children. Otolaryngology–Head and Neck Surgery, 143(2_suppl). https://doi.org/10.1016/j.otohns.2010.06.616 Ross, R., Milder, E., & Gerber, J. S. (2015).

Impact of a Clinical Practice Guideline on Antiboitic Use for Pediatric Tonsillectomy. Open Forum Infectious Diseases, 2(suppl_1). https://doi.org/10.1093/ofid/ofv133.997

Disfonía (Ronquera)

¿Qué es la disfonía?

 La disfonía es un síntoma de alteración en la calidad de la voz. El sonido de la voz puede ser áspera o ronca, y la persona afectada puede sonar forzada al hacer un esfuerzo adicional para poder hablar. 

Las enfermedades que comprometen la calidad de la voz afectan a pacientes de todas edades y sexo, aunque es más frecuente en docentes, adultos mayores y personas que usan su voz como herramienta de trabajo como cantantes, instructores, locutores o telefonistas. 

¿Qué causa disfonía?

Los cambios en la calidad de la voz por lo general representa un problema en las cuerdas vocales el cual puede ser causado por un gran número de condiciones médicas. 

La mayoría de los casos es una condición menor, causada por una infección de las vías respiratorias superiores, que por lo general se resuelve en 3 semanas. En caso de ser una infección de vías respiratorias generalmente la disfonía se acompaña de malestar general, escurrimiento nasal, dolor de garganta o tos. Otras causas menores de disfonía pueden ser: consumo de tabaco o alcohol, uso excesivo de la voz, reflujo gástrico o inhalación de irritantes. 

Sin embargo, al tener algún cambio en la calidad de la voz que persista más de 3 semanas es prudente recibir atención médica. Ya que podría ser causada por alguna otra condición médica con menor probabilidad de resolverse espontáneamente el cual podría causar daños irreversibles en las cuerdas vocales y su voz. 

Los cambios en la calidad de voz que no se resuelven naturalmente por lo general están causados por mal uso o abuso de la voz; particularmente en personas que usan la voz de forma laboral. Por lo que un diagnóstico y tratamiento oportuno de alguna afectación en las cuerdas vocales previene ausencia laboral, y consecuencias psicológicas o económicas. 

Del mismo modo, es importante recalcar la importancia de acudir con un especialista de la voz al tener algún cambio en el tono de voz por más de 3 semanas ya que la disfonía persistente puede ser un signo temprano de cáncer de cuerdas vocales o pulmón, principalmente en personas fumadoras. 

¿Qué hacer si tengo disfonía con resfriado o dolor de garganta?

  • Evite o elimine el consumo de tabaco. 
  • No use su voz más de lo necesario, pero no susurre o hable en voz baje. Una voz suave y tranquila es mejor para su garganta. 
  • Cancele cualquier compromiso no esencial.
  • Beba muchos líquidos tibios sin cafeína (café o té verde/negro).
  • Pruebe pastillas para la garganta naturales que sean lubricantes y que no adormezcan la garganta. 
  • Evite las pastillas para la garganta a base de eucalipto o mentol ya que adormecen y secan la garganta. Las sensaciones como el picor o el dolor de garganta están por una razón: nos dicen que cuidemos y reposemos la voz. 

¿Tiene disfonía por más de tres semanas?

Es importante acudir con un especialista de la voz  o laringólogo para poder evaluar, diagnosticar y tratar su problema adecuadamente. 

Sin duda, la mejor manera de prevenir algún problema con su voz es eliminar el uso de tabaco, y mejorar el uso de su voz, particularmente si la usa de forma profesional. 

Acude a nuestro blog llamado cuidado vocal: http://www.sabmedic.com/cuidado-vocal/ para aprender mejores hábitos en el uso de la voz. 

* Esta información no  reemplaza el consejo de su médico. Por favor consulte a su proveedor de salud para información acerca de una condición médica específica. 

Referencias

Digitales, C. (n.d.). Disfonía, Una enfermedad silenciosa. Retrieved May 25, 2021, from https://www.achs.cl/portal/ACHS-Corporativo/newsletters/pymes-achs-al-dia/Paginas/Disfonia-la-enfermedad-silenciosa.aspx

Hoarseness. (2020, December 14). Retrieved May 25, 2021, from https://www.nidcd.nih.gov/health/hoarseness#1

Stachler, R. J., Francis, D. O., Schwartz, S. R., Damask, C. C., Digoy, G. P., Krouse, H. J., . . . Nnacheta, L. C. (2018). Clinical practice guideline: Hoarseness (dysphonia) (update). Otolaryngology–Head and Neck Surgery, 158(1_suppl). doi:10.1177/0194599817751030

Cuidado Vocal

Incorporar estos consejos esenciales para el cuidado de la voz en su rutina diaria. Esto lo preparará para lograr un buen progreso con su tratamiento, ya que es importante que su voz este lo más saludable posible. 

Las cuerdas vocales deben estar húmedas; cuando están secas, la voz pierde flexibilidad y son propensas a dañarse.

  • Trate de beber 2 litros de agua al día. 
  • Asegúrese de tener agua a mano y beba sorbos de agua regularmente durante el día. Llevar una botella con agua es una buena idea.
  • Los tés de hierbas, agua con rodaja de limón, jengibre, hojas de menta o jugo diluido son buenas alternativas al agua. 
  • Las bebidas calientes son favorables ya que ayudan a relajar la garganta. 
  • Mantenga baja la ingesta de alcohol y cafeína para evitar la deshidratación. Recuerde que los tés verde, blanco y negro tienen cafeína. ¡Beba un vaso de agua si no puede vivir sin una bebida con cafeína! Esto ayudará a humedecer el tracto vocal.  
  • Realice inhalaciones de vapor todos los días; usando un recipiente o taza llena de agua caliente. Coloque una toalla sobre su cabeza para contener el vapor. Respire por la boca durante 5 a 10 minutos o hasta que el vapor se detenga.

Algunos medicamentos pueden afectar negativamente la voz; pueden causar ronquera, sequedad del tracto vocal y reflujo.

  • La próxima vez que vea a su médico, analice los medicamentos que está tomando y los posibles efectos secundarios; puede haber otros medicamentos que tengan menos impacto en su voz que se pueden recetar.

Cuidado de la voz cuando experimente un resfriado o dolor de garganta

  • No use su voz más de lo necesario, pero no susurre o hable en voz baje. Una voz suave y tranquila es mejor para su garganta. 
  • Cancele cualquier compromiso no esencial.
  • Beba muchos líquidos tibios sin cafeína.
  • Pruebe pastillas para la garganta naturales que sean lubricantes y que no adormezcan la garganta. 
  • Evite las pastillas para la garganta a base de eucalipto o mentol ya que adormecen y secan la garganta. Las sensaciones como el picor o el dolor de garganta están por una razón: nos dicen que cuidemos y reposemos la voz. 

El reflujo es una causa común de problemas de voz

  • El reflujo gástrico se refiere cuando el ácido del estómago sube por el esófago hacia la garganta o la laringe. Esto causa inflamación y a veces cicatrices. Esto se llama “reflujo silencioso” porque no va acompañado de indigestión o acidez, por lo que muchas personas no saben que lo tienen. El reflujo a veces puede causar sensación de irritación de la garganta, ronquera, carraspeo, exceso de moco, dificultad para tragar, mal sabor de boca, boca seca o un nudo en la garganta. 
  • Lleve un diario de alimentos o consulte a su médico o nutriólogo para realizar  modificaciones en su dieta o entender si alguna alergia alimentaria pueden causar síntomas de reflujo gástrico. 
  • Los alimentos comunes que causan reflujo son (pero no se limitan a): 
  • Bebidas carbonatadas
  • Chocolate
  • Cafeína
  • Menta/mentol                    
  • Cebollas
  • Alimentos picantes / salsas picantes
  • Frutas cítricas / jugo
  • Deja de fumar.
  • Eleve la cabecera de su cama de 10 a 15 centímetros colocando bloques debajo del marco de la cama. 
  • Pierda cualquier exceso de peso.
  • Evite la ropa ajustada o restrictiva.
  • Haga ejercicio.
  • Evite comer una o dos horas antes de acostarse.
  • Evite comer en exceso.
  • Mejore el manejo del estrés.
  • Beba mucha agua entre comidas, pero evite beber mientras come, ya que esto puede retardar la digestión.
  • Mastique bien la comida (30 veces por bocado) para mejorar la digestión. 

El carraspeo frecuente o la tos pueden irritar y dañar la laringe

  • Evite toser o aclarar la garganta constantemente. El aclaramiento de la garganta hace que las cuerdas vocales se raspen constantemente, dejándolas secas y ásperas. En respuesta a esto, se produce más moco o secreciones que conduce a la necesidad de aclarar aún más la garganta. Es importante evitar toser o aclarar la garganta.
  • Si siente la necesidad de toser o aclararse la garganta.
    • Deténganse.
    • Bebe agua o traga saliva.
    • Espere a que pase la irritación mientras bebe agua
    • Si aún necesita eliminar la irritación, use una tos con aire, para eliminar la mucosidad de las cuerdas vocales. 
    • Solo si es absolutamente necesario, dé una tos única, corta y suave.
    • Use pastillas para la garganta naturales (sin azúcar).

Llevar un estilo de vida saludable es importante para la salud vocal

  • Sea consciente del impacto que el estrés puede tener en su cuerpo. Cuando estamos estresados, las células del cuerpo están en un estado de “lucha o huida”, lo que debilita el sistema inmunológico, acelera la frecuencia cardíaca y respiratoria, crea tensión en los músculos e inflama tejidos circundantes. Tómese un tiempo para bajar el estrés, relajarse y practicar cuidado personal .
  • Asegúrese de dormir lo suficiente.
  • Siga una dieta equilibrada y haga ejercicio con regularidad.
  • Siempre que sea posible, evite el humo, contaminantes, polvo y otros irritantes en el aire. Si trabaja en un ambiente donde está expuesto a irritantes, use cubre bocas.  
  • Mantenga una postura erguida, y cómoda para reducir la tensión en la garganta y mejorar la función respiratoria.  

Sea consciente de cómo usa su voz

 Las cuerdas vocales son delicadas y pueden dañarse fácilmente:

  • Siempre que sea posible, evite hablar por encima del ruido de fondo (por ejemplo, música, máquinas, etc. ) o a larga distancia.  
  • Acérquese a la persona con la que está hablando para que pueda ver su rostro y escucharlo más fácilmente
  • Minimice los gritos, susurros o hablar en voz baja.
  • Cuando pueda programe pausas regulares para la voz a lo largo del día. 
  • Piense en otras formas de llamar la atención de alguien (por ejemplo, aplaudir, usar un instrumento en un salón de clases).
  • Si a menudo se le pide que hable con grupos grandes, considere usar un micrófono o amplificador.

¿Qué puedo hacer para prevenir las enfermedades en la Garganta (Laringe)?

Mantén un estilo de vida saludable.

– Mantén adecuados hábitos para descansar y dormir.
– Mantén una dieta saludable
– Has ejercicio regularmente
– Practique técnicas para manejar el estrés adecuadamente.
– Manténganse bien hidratado:
– Tome de 6 a 8 vasos de agua sin incluir café, té, jugos, refrescos, alcohol o
bebidas energizantes/hidratantes.
– Tome traguitos de agua al dar presentaciones o al hablar por tiempo
prolongado.
– Evite tomar/ingerir lácteos ya que espesan el moco o saliva. Esto puede
hacer que aclares la garganta contantemente y perjudicar la garganta.

Evite el mal uso de la voz:

– No fume ya que es un gran irritante para la garganta y a voz. Así mismo,
evite la exposición prolongada al humo, contaminación, polvo e irritantes.
– Evite el consumo excesivo de alcohol. Por cada trago de alcohol tome un
vaso con agua.
– Evite aclarar la garganta o toser contantemente ya que esto irrita y lastima la
garganta. En lugar, pase saliva o tome un trago de agua.
– Evite hablar en un entorno mucho ruido o música durante tiempo prolongado.
– Evite hablar en voz alta, gritar o susurrar por tiempo prolongado.
– Use un altavoz o micrófono al hablar enfrente de un numero grande de
personas.
– Descanse su voz regularmente. Por ejemplo, si es maestro evite hablar
excesivamente entre clases o si es cantante o actor evite socializar entre
actuaciones.
– Evite cantar fuera de su rango de voz ( ya se demasiado alto o grave)

Reflujo Gástrico

¿Qué es el reflujo Gástrico?

El reflujo gástrico ocurre cuando el ácido producido y almacenado en el estómago sube por el esófago. Este acido también puede llegar hasta la garganta o la laringe.

Hay dos tipos diferentes de reflujo gástrico: reflujo gastroesofágico (ERGE) y reflujo laringofaringeo (RFL); una persona puede tener uno o ambos tipos de reflujo. 

ERGE ocurre cuando el ácido del estómago fluye desde el estómago hacia el esófago. Suele ocurrir por la noche cuando las personas están acostadas. Los síntomas pueden incluir acidez estomacal, eructos, regurgitación del contenido del estómago y dificultades para tragar.

RFL se produce cuando el ácido del estómago fluye hacia arriba a través del esófago hasta llegar a la garganta  o laringe. Puede ocurrir durante el día o la noche. El ácido irrita las cuerdas vocales y los tejidos circundantes. Los síntomas pueden incluir cambios en la voz, carraspeo, goteo posnasal, sensación de moco en la parte de atrás de la garganta, tos, dolor de garganta, episodios de asfixia, dificultad para tragar o sensación de un nudo en la garganta.

¿Cómo se trata el reflujo gástrico?

El reflujo puede ser tratado mediante modificaciones dietéticas y en nuestro estilo de vida; así como algunos medicamentos inhibidores de la bomba de protones (IBP), y en algunos casos la cirugía. Ciertos alimentos tienen más probabilidades de causar reflujo gástrico. Al eliminar o limitar estos alimentos puede reducir el reflujo ácido y síntomas asociados. 

* Para una mejor lectura de la tabla ver en pc o tablet.

Grupo alimenticioAlimentos permitidosComidas que se deben evitar

Productos lácteos
Leche descremada, leche baja en grasa, leche de origen vegetal y quesos elaborados con leche parcialmente descremada.Leche entera con o sin saborizante,  crema, quesos de leche entera y chocolate caliente.

Proteína y otras alternativas de  proteína.
Ternera, res, cordero,  pescado, aves; así como tofú, frijoles, guisantes o lentejas    Carnes fritas o grasosa, cerdo, tocino, embutidos, alimentos envasados ​​en aceite.

Huevos
Preparados sin grasas añadidas. Clara de huevo al gusto.Huevos fritos.

Vegetales
Todo preparado sin grasas añadidas. Evite verduras que le causen reflujo o malestar.Evitar la salsa de tomate o alimentos que contienen los tomates horneados o asados.
FrutaCualquiera excepto las  que le puedan causar síntomas o malestar.Evita los cítricos: plátano, fresas, etc. 

Panes
Panes comerciales de grano entero o enriquecidos, pan francés, bollos de hamburguesa, panecillos duros o simplesPan dulces comerciales, donas, croissants y pasteles. 
CerealesTodos los cereales, fríos o calientesNinguno
Papas y sucedáneosPapas, camote, arroz, fideos, espaguetis y macarrones.Patatas fritas o arroz. Todo lo que se prepare con quesos y salsas cremosas. 


Grasas
Mantequilla, margarina, aceites vegetales, mayonesa, gravy, aderezo para ensaladas reducido en grasa o aderezo ligeramente condimentado.Manteca de cerdo, grasa de tocino, grasa de carne, salsas o aderezos comerciales. 


Bebidas
Agua natural o con saborizante y sustituto de azúcar, café o te descafeinado.Café o té verde o negro, jugo de cítricos (naranja, toronja , limonada, arándano), bebidas con cafeína, malteadas, bebidas carbonatadas y alcohol.


Sopas
Consomé, caldo sin lácteos, consomé, sopa envasada / deshidratada y sopas elaboradas con leche descremada.Sopas comerciales con crema (hechas con leche entera, crema o grasa agregada)



Postres / Dulces
Fruta, gelatina, batidos de frutas elaborados con leche desnatada, helado base de agua, merengues, mermelada, conservas, azúcar, almíbar y miel.Helados, tartas comerciales, tortas, galletas y budines elaborados con leche entera.Cualquier postre que contenga chocolate, nueces, nata, coco o leche entera.

Condimentos y pastillas para la tos.
Condimentos suaves y caramelos reducidos en azucarCondimentos picantes.Pastillas para la tos que contienen mentol, menta o sabor a menta.

Modificaciones de estilo de vida

  • No se acueste o haga ejercicio después de comer, evite usar ropa ajustada alrededor de la cintura.
  • Consuma de 3 a 4 comidas pequeñas a lo largo del día en lugar de 2 a 3 comidas grandes.
  • Si tiene sobrepeso, intente bajar de peso.
  • Reducir o detener el consumo de tabaco.
  • Evite comer 2-3 horas antes de acostarse.
  • Si el reflujo ocurre por la noche, eleve la cabecera de su cama (es decir, coloque libros viejos debajo de las patas delanteras o compre una almohada angulada)
  • El uso de 2 o más almohadas normales puede empeorar el reflujo, ya que hace que el cuerpo se encorve.

¿Cómo tomar medicamentos para el reflujo?

Si está tomando IBP como omeprazol, esomeprazol, etc. tómelo por la mañana con el estómago vacío de 30 minutos a una hora antes de desayunar o cenar.

¿Cuánto tiempo pasará para que note mejoría?

El daño o síntomas causado por el ácido en el esófago o la garganta pueden tardar entre 4 y 6 semanas en mejorar, así que no suspenda los medicamentos ni las modificaciones en la dieta o el estilo de vida sin consultar a su médico.

La resolución completa puede tardar entre 3 y 4 meses.

¿Qué problemas puede causar el reflujo ácido?

El reflujo prolongado puede causar problemas en la voz, el esófago de Barrett y, en algunos casos extremos, cáncer de esófago o de garganta.

¿Qué es la Laringe?

La laringe es un órgano tubular, situada (a grandes rasgos) en la parte media del
cuello.

Sus funciones principal son:

– Facilitar el paso de aire que inhalamos o exhalamos de la nariz y/o boca hacia los
pulmones para respirar.

– Permitir el paso de líquidos o alimentos de la boca hacia el estómago.

– Producir la voz y sonidos a través de la vibración de las cuerdas vocales.