¿Qué es la Toxina Botulínica?

Compartir este post

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

La toxina botulínica es medicamento de origen bacteriano con capacidad de bloquear el movimiento del músculo. Es por esto que se usa para beneficios estéticos ya que paraliza ciertos músculos de la expresión facial. Al evitar el movimiento continuo ciertas expresiones, como alzar la ceja o fruncir el ceño, se contrarrestan o disminuyen las arrugas causadas por el continuo movimiento de ciertos músculos de la cara. También es utilizado  en diferentes enfermedades en las que se necesita paralizar uno o un grupo de músculos por ejemplo espasmo muscular involuntarios, tortícolis o espasticidad en la parálisis cerebral.

Al ser un tratamiento poco invasivo y reversible se ha convertido en uno de los tratamiento de elección para disminuir las líneas de expresión y arrugas. Al ser un tratamiento temporal, el riesgo de aplicación y efectos secundarios son mínimos. Dentro de los más comunes son reacciones alérgicas a la toxina, o propios durante la aplicación como hematoma (moretón), dolor en el sitio de aplicación, enrojecimiento temporal y bloqueo del movimiento de músculos no deseados. 

Hoy en día existen una variedad de toxinas botulínicas a la venta variando en intensidad y marcas. Solo por mencionar algunas:  Botox, Dysport, Nabota, Xeomin entre otras. La marca o tipo de toxina a aplicar depende del médico. 

¿Cuál es el objetivo de la Toxina Botulínica? 

El objetivo del uso de la toxina botulínica es evitar la contracción excesiva de los músculos, logrando minimizar las arrugas en la piel.  El tratamiento por lo general es individualizado para lograr resultados naturales, evitando el aspecto congelado y poco estéticos. 

¿El mejor momento para aplicar la Toxina Botulínica?

Actualmente no se ha descrito una edad ideal para su aplicación. Lógicamente, el mejor momento es para evitar las arrugas dinámicas de expresión, las cuales comienzan alrededor de los 30 a 40 años, dependiendo de la calidad, cuidado y color de la piel, así como edad, exposición al sol, actividad muscular y estilo de vida.  

El objetivo de la aplicación de toxina botulínica no es modificar o congelar la expresión facial del paciente, sino individualizar la dosis de toxina para cada paciente para retrasar y suavizar las arrugas causadas por el excesivo movimiento de algunos músculos en la cara. 

¿Cuál es la duración de la toxina botulínica?

La duración promedio es de 4 a 6 meses, aunque varía en cada paciente, y depende del tipo de toxina botulínica o marca aplicada, edad, estilo de vida, actividad muscular, medicación actual y frecuencia de aplicación de toxina botulínica. 

* Esta información no  reemplaza el consejo de su médico. Por favor consulte a su proveedor de salud para información acerca de una condición médica específica. 

Suscríbete a nuestro Blog

Recibe actualizaciones y aprende de los mejores

Explora más entradas de nuestro blog

Políticas de Privacidad © 2020 SabMedic