Pérdida Auditiva Inducida por Ruido

Compartir este post

Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

¿Cuáles son las principales estructuras del oído?

La oreja se divide en tres principales partes (vea la imagen a continuación):

⦁ El oído externo: Formado por el lóbulo de la oreja, el conducto auditivo externo y el tímpano o membrana timpánica.

⦁ El oído medio: Incluye los huesos pequeños (huesecillos) llamados martillo, yunque y estribo. El oído medio se ventila y la presión interna se iguala a través de un tubo estrecho ubicado en la parte posterior de la nariz llamado trompa de Eustaquio.

⦁ El oído interno: Incluye una estructura en forma de espiral llamada cóclea. La cóclea tiene pequeñas estructuras similares a pelos llamadas estereocilios que perciben las ondas sonoras y las traducen en impulsos eléctricos que pueden ser interpretados por el cerebro.

Fuente: Kiversal. (2019, diciembre). El oído: estructura y funciones. Blog de Kiversal. https://blog.kiversal.com/en/the-ear-structure-and-functions/.

¿Cómo percibimos el sonido?

Las ondas sonoras golpean el lóbulo de la oreja, se canalizan hacia el canal auditivo externo, lo que hace vibrar el tímpano. Esta vibración sacude los huesos pequeños del oído medio. Luego, la vibración pasa a la cóclea que estimula la esterocilla, creando impulsos eléctricos que luego se transmiten y perciben como sonido en su cerebro.

¿Qué causa la pérdida de audición?

Dos de las causas más comunes de pérdida auditiva en adultos se deben al proceso de envejecimiento natural, también llamado presbiacusia, y la pérdida auditiva inducida por ruido. Cada vez que se expone a un sonido fuerte, existe el riesgo potencial de dañar su audición. Una cantidad excesiva de sonido provoca una estimulación intensa en las pequeñas estructuras similares a pelos del oído interno. Estas vibraciones intensas pueden causar daños permanentes, es decir, no reversibles.

Según la Organización Mundial de la Salud, hay aproximadamente 1.100 millones de jóvenes en riesgo de dañar permanentemente su audición debido a la exposición a niveles peligrosos de ruido que incluyen: bares, clubes nocturnos, cines, conciertos, eventos en vivo, clases de gimnasia y escuchar música o consolas de videojuegos sobre dispositivos de audio personales.

Las personas expuestas a ruidos fuertes constantes tienen tres veces más probabilidades de perder la audición de forma irreversible a una edad temprana. La pérdida temprana de la audición es una causa directa de depresión, aislamiento personal, incapacidad para comunicarse, desempeño laboral ineficiente y frustración.

Hay muchas otras causas de pérdida auditiva, incluidas lesiones en la cabeza, enfermedades y ciertos medicamentos que pueden ser tóxicos para el oído interno.

Hay más de 200 medicamentos en el mercado que se sabe que son tóxicos para el oído interno. El riesgo de ototoxicidad depende de la forma de administración del medicamento (por vía intravenosa tiene el mayor riesgo), la dosis, la edad y el estado general de salud. Debe preguntarle a su médico si está en riesgo antes de tomar cualquier medicamento. Algunos ejemplos son:

⦁ Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como aspirina, ibuprofeno o naproxeno

⦁ Ciertos antibióticos, incluidos los aminoglucósidos.

⦁ Ciertos medicamentos de quimioterapia para el tratamiento del cáncer.

⦁ Pastillas para la presión arterial y diuréticos

⦁ Medicamentos a base de quinina (cloroquina, clorhidrato de quinacrina, sulfato de quinina)

¿Cómo prevenir la hipoacusia precoz?

Lo primero que puede hacer para mantener su audición lo más saludable posible es evitar o limitar la exposición a ruidos fuertes. Algunas de las fuentes comunes son:

⦁ Música alta (conciertos, eventos en vivo, clases de fitness)

⦁ Maquinaria pesada

⦁ Fuego de pistola

⦁ Uso excesivo de auriculares durante períodos prolongados.

El ruido se mide con un algoritmo matemático complejo llamado decibelios: en términos generales, cuanto más altos son los decibelios, más fuerte es el sonido de la onda y el impacto en nuestro oído.

Las principales recomendaciones de la Organización Mundial de la salud son:

⦁ Exposición a 85 dB por un límite máximo de ocho horas por día.

⦁ Seguido de al menos diez horas de tiempo de recuperación a 70 dBA o menos.

⦁ Los niveles de ruido superiores a 140 dB no se consideran seguros.

Vea la imagen a continuación para conocer los niveles de decibelios de los sonidos cotidianos comunes:

Fuente: Una guía completa para la pérdida auditiva inducida por ruido. EarQ. (2020, abril). https://www.earq.com/hearing-health/articles/guide-to-noise-induced-hearing-loss

Esto no significa que deba evitar escuchar música o ir a conciertos. La mejor manera de prevenir cualquier daño auditivo es estar atento al nivel de ruido y cuánto tiempo está expuesto a él. Recuerde, una vez que pasa un cierto nivel, puede dañar permanentemente su audición.

¿Cómo puedo evitar que el ruido provoque la pérdida de audición?

⦁ Use tapones para los oídos: los tapones para los oídos convencionales pueden reducir el ruido entre 20 y 30 decibeles. Si su trabajo implica ruidos fuertes, existen tapones para los oídos de alta fidelidad llamados `tapones para los oídos de músicos que reducen los niveles de ruido mientras mantienen la calidad del sonido original.

⦁ Respete la regla 60/60: cuando escuche música con un dispositivo de audio personal, limite el sonido al 60% del volumen durante no más de 60 minutos al día. Actualmente, la mayoría de los teléfonos inteligentes le permiten establecer un límite en el volumen del sonido. Por lo tanto, limitar el sonido a un máximo del 60% puede prevenir cualquier daño auditivo permanente en el futuro.

⦁ Use audífonos para colocar sobre las orejas: los dispositivos que se colocan sobre sus oídos son más seguros ya que están más lejos de las estructuras internas de su oído.

⦁ Descargue aplicaciones para teléfonos inteligentes: hay muchas aplicaciones para teléfonos inteligentes que monitorean el nivel de volumen de su teléfono inteligente o su entorno. Esto puede aumentar la conciencia y advertirle si está expuesto a niveles de ruido peligrosos.

⦁ Tómese un descanso y recupérese: cuando se exponga a ruidos fuertes en conciertos, clubes nocturnos o eventos en vivo, dé tiempo a sus oídos para recuperarse y descanse del ruido fuerte. Además, después de una noche de fiesta en un club nocturno o después de un concierto, tómate al menos 10 horas de “tranquilidad” para que tus oídos tengan tiempo de recuperarse del estrés.

¡Recuerde que la pérdida de audición inducida por ruido se puede prevenir!

Si cuida la cantidad de sonido al que está expuesto y utiliza medidas de prevención eficaces, podrá disfrutar de los sonidos durante mucho tiempo.

* Esta información no reemplaza el consejo de su médico. Consulte a su proveedor de atención médica para obtener información sobre una afección médica específica.

Referencias

A Complete Guide to Noise-Induced Hearing Loss. EarQ. (2020, April). https://www.earq.com/hearing-health/articles/guide-to-noise-induced-hearing-loss.

Banzet, E. (2019, May). Noise-Induced Hearing Loss. speechandhearing.ca / paroleetaudition.ca. https://speechandhearing.ca/noise-induced-hearing-loss/.

Flint, P. W., & Cummings, C. W. (2021). Cummings Otolaryngology: head and neck surgery -Noise-Induced Hearing Loss. In Cummings Otolaryngology: head and neck surgery (pp.2140-2152). essay, Elsevier.

Noise Induced Hearing Loss among University Students Using Portable Entertainment Player. (2018). International Journal of Otorhinolaryngology, 5(1), 01–02. https://doi.org/10.13188/2380-0569.1000025

Prutsman, D. J. (2020, October). List of Ototoxic Medications. Sound Relief Hearing Center. https://www.soundrelief.com/list-of-ototoxic-medications/.

World Health Organization. (n.d.). Making listening safe. World Health Organization. https://www.who.int/activities/making-listening-safe.

Suscríbete a nuestro Blog

Recibe actualizaciones y aprende de los mejores

Explora más entradas de nuestro blog

Políticas de Privacidad © 2021 SabMedic